lunes, 20 de diciembre de 2010

Ŷâmí

Nur al-Din Abdul Rahman b. Ahmad b. Mohammad Dashti, más conocido simplemente como Ŷâmí (Jami en su transcripción al inglés) debido a la devoción que sentía por el sheij Ahmad Ŷâmí y también por su lugar de nacimiento, Ŷâm, un pequeño pueblo de Jorasán y que actualmente se encuentra dentro de las fronteras de Afganistán. De niño aprendió las ciencias de la época y árabe con su padre. Poco después, aún siendo niño, fue a la escuela en Herat y cuando llegó a la pubertad marchó a Samarcanda, durante el reinado de Shahroj, donde permaneció varios años estudiando con los mejores y más afamados maestros de su tiempo. Ŷâmí regresó a Herat donde estudió filosofía y matemáticas e ingresó en las filas de la cofradía mística de los naqshbandíes, aún hoy en activo, a manos de su propio fundador, Baha al-Din Naqshband. En 1472 Ŷâmí realizó su peregrinación a la Meca. Murió en 1492 en Herat.


En lo que se refiere a sus ideas religiosas, las opiniones son encontradas. Hay eruditos que son de la opinión de que era shií y que los poemas donde se alababan a los Califas Ortodoxos eran para encubrirse, lo que entre los shiíes es conocido como ketmân. Por otra parte, hay shiíes que afirman que en realidad era sunní. Hay una tercera opinión que afirma que era un sufí, un místico al cual todas esas controversias le eran indiferentes. Sin embargo, de la mayor parte de sus poemas se desprende que era sunní.

Entre sus obras caben destacar, "Nafahat al-Ons" que relata las biografías de varios santos sufíes; Baharestán, escrito para su hijo de 10 años, es la mejor imitación del estilo del "Golestán" de Sa'dí realizada hasta ahora; un diván o poemario con más de 8.000 versos; "Haft Owrang" (Siete tronos) más conocido como "Saba'e-ye Ŷâmí" (Los siete de Ŷâmí), un poemario en el que están incluidas, entre otras, los siguientes historias escritas en versos pareados (masnavi) muy conocidas entre los persas: Salaman y Absal (una historia parecida a la de Maŷnun y Leyla), Jerad Name-ye-Eskandar (El libro de la sabiduría de Alejandro), Maŷnun y Leyla, y Yusof y Zuleija.

Ŷâmí es uno de los grandes talentos literarios de Persia. Ha sido muy propiamente llamado Jâtam al-Sho'râ (el Último de los Poetas) pues con él se termina la época dorada de la poesía persa, él es el último genio poético del Irán que versifica a la vieja usanza del estilo de Jorasán. A partir de Ŷâmí, la literatura persa entra en una etapa de anquilosamiento y oscuridad que no empezaría a ver de nuevo la luz hasta el siglo XIX.

Con la muerte de Ŷâmí en una fecha tan emblemática para los europeos como 1492, Persia entra con los Safavíes, paradójicamente, en la escena de la historia como una superpotencia y a la vez en una decadencia literaria sin precedentes durante su historia islámica. Los poetas a partir de Ŷâmí son en su mayor parte malos imitadores del estilo poético del pasado, comienzan las recopilaciones, el remedar a los antiguos, pues se les tenía a éstos como paradigmas de la perfección.